lunes, 17 de noviembre de 2008

Henry Poole Is Here

Esta es el tipo de películas que la mayoría no se pondría a ver, ya que no tiene grandes figuras, ni una historia atrayente (aparentemente) o escenas de super acción que hagan que tomemos la caja del dvd de la estantería del video club.
Henry Poole Is Here (2008) es la historia del personaje que da nombre a la peli, interpretado por Luke Wilson que compra una casa en un típico barrio suburbano de Los Ángeles.
Allí pasará día tras día, sin entusiasmo, ocupaciones ni relación alguna. Y el origen de esto es el diagnóstico de una enfermedad terminal, que ha hecho de su vida apenas algo más que un lento pasar de horas sin sentido.
Pero todo empieza a cambiar cuando en una de las paredes de su nueva casa, aparece una mancha a la que una vecina le da un origen místico, comenzado una procesión de fe que no hará más que irritar al pobre Henry.
A su vez, otra vecina, esta vez la de al lado, llamada Dawn (Radha Mitchell, la protagonista de Melinda Melinda) intenta relacionarse con Henry, y de este modo disfrutar en algo de la vida.
La historia, si bien es simple, está muy bien contada y los protagonistas interpretan los papeles de manera casi natural, dándole al film mucha autenticidad, sobre todo Luke Wilson que tiene un personaje hecho a la medida.
Quizás pueda resultar lenta al comienzo, pero al ir avanzando los minutos, la trama se vuelve más interesante y dinámica. Sin embargo, repito que no es una película masiva ni mucho menos, si no que apunta a un público sensible que desee ver un cine emotivo y de bajo presupuesto.
Le pongo tres nonos (sobre un total de cinco).
Datos:
* imdb le da 6.7/10 sobre 2.431 votos.
* Rotten Tomatoes le pone 34%

1 comentario:

Morning dijo...

En esta era de efectos especiales, historias complicadas y personajes retorcidos, vale la pena ver una historia que rescata a la gente simple y sencilla, y los buenos sentimientos.
Creo que merece ser vista.