lunes, 3 de noviembre de 2008

Network

Hay películas que son atemporales, en el sentido de que el mensaje que brindan parece seguir vigente con el paso de los años.
Network (1976) estuvo dirigida por uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos, Sidney Lumet, que durante los 70's estuvo en su apogeo con títulos como Sérpico, Asesinato en el Orient Express, Tarde de Perros, El Veredicto y muchos más.
Network se basa en hechos reales y trata sobre la vida del presentador de noticias Howard Beale (Peter Finch), al que luego de años de trabajo, la cadena UBS lo despide.
Ni su mejor amigo Max Schumacher (William Holden) puede evitarlo, y Beale utiliza su programa para avisar a su público televisivo que se suicidará en cámara.
Ante el pico de audiencia que esto genera, los ejecutivos de la cadena Diana Christensen (Faye Dunaway) y Frank Hackett (Robert Duvall), deciden sacar provecho y darle a Howard Beale su propio programa.
Todo va bien, hasta que las cosas se salen totalmente de control, con consecuencias imprevisibles en medio de unos Estados Unidos agobiados por la derrota de Vietnam, el caso Watergate, la crisis del petróleo y la recesión de mediados de los setenta.
El guión es excelente y pone de manifiesto los verdaderos intereses corporativos de entonces y de siempre. Tal es así, que el discurso que el presidente de la corporación dueña de la cadena UBS, Arthur Jensen (Ned Beatty) le da a Howard Beale, forma parte del documental Zeitgeist Addendum, de reciente aparición, como una muestra de que los verdaderos dueños del poder no son los gobiernos ni sus ciudadanos, si no las grandes corporaciones.
El elenco es de primer nivel, con actores que no necesitan presentación y que en esa época estaban en la cumbre de su carrera.
Le pongo cuatro nonos (sobre un total de cinco) y la recomiendo para quienes estén interesados en ver más allá de las noticias.
Datos:
* imdb le da 8.1/10 sobre 23.154 votos.
* Rotten Tomatoes le pone 90%

1 comentario:

cerriwden dijo...

Excelente película, y atemporal, o a lo mejor profética y demasiado actual.